PDA

Ver la versión completa : EL MUNDO:



arribista
29/11/2010, 19:16
EL MUNDO 27-11-10
Sección: AUTOMOCIÓN
BMW invierte 400 millones en una planta de coches eléctricos en Leipzig
De ella saldrán, a partir de 2012, el modelo urbano Megacity y el mediano ActiveE
JOAQUIM OUVEIRA / Leipzig (Alemania)
Especial para EL MUNDO

BMW ha iniciado, en la ciudad de Leipzig, en la antigua Alemania del Este, los trabajos de construcción de la factoría de montaje donde nacerán sus modelos eléctricos Megacity. En ese mismo acto, el presidente de la compañía, Norbert Reithofer, anunció, cogido de la mano de la canciller Angela Merkel, la producción en serie del espectacular deportivo de vocación ecológica Vision Efficient Dynamics.
La inversión en la fábrica alcanzará los 400 millones de euros entre obra civil y maquinaria. En ella se ensamblarán además de los Megacity, el ActiveE, la versión eléctrica del Serie 1 coupé que realmente será el primer modelo eléctrico en salir de esta nueva fábrica. El proyecto genera 1.000 nuevos puestos de trabajo. Interesantes también los objetivos que se han mercado en el terreno de la producción sostenible: reducción de utilización de agua en un 70% y disminución del consumo de energía en un 50%. Además, pretenden que toda la energía que utilicen provenga de fuentes renovables.
Aunque estamos metidos de lleno en el siglo XXI, hasta ahora no ha habido ni señales de los coches voladores previstos por la literatura fantástica o por los comics de mediados del medio del siglo anterior. Pero la confirmación de que dentro de dos años habrá un BMW100% eléctrico, con un diseño adaptado a las ciudades, una plataforma en aluminio y estructura en fibra de carbono puede ser entendido como un paso en esa dirección.
El Megacity significa una reinvención de BMW No sólo es su primer turismo 100% eléctrico, además introduce un bastidor de fibra de carbono en un coche de serie.
La batería, de ión-litio, desarrollada por la empresa SBLi Motive, alimenta un motor eléctrico que tendrá una potencia de 170 caballos, suficientes para asegurar unas prestaciones de muy alto nivel. Teniendo en cuenta el bajo peso del Megacity, debido a su chasis de aluminio y fibra de carbono, se adelantan prestaciones de 150 kilómetros por hora de velocidad máxima y aceleraciones de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de 10 segundos.
El paquete de baterías, compuesto por 96 celdillas, se ubica por debajo de la parte trasera del coche, lo que impone que vaya a ser un poco más alto de lo normal, como el Clase A de Mercedes, y que los pasajeros posteriores vayan sentados en una posición más elevada.

El coche, de tracción trasera, ha superado ya las pruebas de colisión con resultados excepcionales. Los paneles que dan forma a la carrocería están hechos en varias capas de fibra de carbono, con diferentes ángulos para potenciar la resistencia a la torsión y a la flexión, que es cinco veces superior a la del acero. Pero tienen un peso 30% inferior al aluminio y un 50% respecto al del acero.

En la prueba de choque frontal delantero a 64 kilómetros por hora, descentrado al 40%, la energía pudo ser totalmente asimilada por la estructura, diseñada para ser especialmente robusta y compensar la falta de motor de combustión interna y de la transmisión. Por tanto, el habitáculo no sufrió deformaciones y las puertas seguían abriendo y cerrando perfectamente.

Peter Ratz, director del proyecto Megacity, explicaba que «en los años 70 los habitáculos de los coches tampoco se deformaban mucho, pero los ocupantes sufrían mucho una vez que sus cuerpos teman que absorber la energía de las desaceleraciones. Ahora es la fibra de carbono que se encarga de hacerlo, evitando que llegue al ocupante».