PDA

Ver la versión completa : La Vanguardia: Entrevista a Jaume Sánchez ASSINSTA



arribista
14/10/2010, 13:43
LA VANGUARDIA (SUPLEMENTO MONOGRAFICO)14-10-10
ENTREVISTA CON JAUME SÁNCHEZ.
DIRECTOR GENERAL DE ASSINSTA-CONSULTORÍA ENERGÉTICA

"A corto o medio plazo todas las empresas dispondrán de un gestor energético"
Con las auditorias y el diagnóstico tarifario de Assinsta-Consultoría energética, las entidades pueden ahorrar entre un 15 y un 40% en el consumo.
A partir del 1 de julio de 2009 cualquier consumidor tiene la opción de poder solicitar oferta económica con las diferentes comercializadoras, cosa que con anterioridad únicamente se podía contratar con la distribuidora. Esto permite poder comparar precios y servicios con el objetivo de reducir los costes energéticos. Y en época de crisis, poder reducir los gastos es algo más que importante. AssinstaConsultoría energética nació en 2007 para hacer frente a esta liberalización del mercado. Fue en ese momento cuando la figura de un asesor o gestor energético comenzó a tomar forma frente la comunidad empresarial.

-¿Cómo identifican el potencial ahorro de energía de las empresas?
Fundamentalmente por su actividad principal y por su facturación en energía, no importa excesivamente el volumen de la empresa. En realidad cualquier empresa o negocio por pequeño que sea puede tener un gran potencial de ahorro.

-¿Consiguen que las empresas ahorren ¿En cuánto tiempo obtienen resultados?
El ahorro en las empresas se obtiene por dos vías; la primera mediante auditorias energéticas acompañadas de estudios de eficiencia energética específicos para cada cliente en función de sus hábitos de consumo, todo ello con el objetivo que las empresas puedan seguir ofreciendo los mismos servicios y ritmos de productividad con el mínimo coste posible. Para muchas empresas el coste de la energía es el segundo gasto más importante después del de recursos humanos. Una vez establecidas las medidas de eficiencia energética, se realiza un análisis tarifario en el que se evalúan en las diferentes franjas horarias los volúmenes de consumo de forma que se puedan optimizar al máximo las ofertas que ofrecen la comercializadora. Finalmente, se ajusta la potencia contratada a la necesaria en función de los resultados obtenidos de los análisis de red previamente realizados. Una vez implantadas físicamente las medidas de ahorro energético, los resultados económicos son inmediatos aunque hay que establecer un periodo de entre uno y cinco años de amortización según las inversiones realizadas.
Hoy en día los contratos eléctricos del mercado libre suelen tener una vigencia de un año, por lo que a unos meses del vencimiento se realiza un sondeo de mercado para conocer las tendencias del POOL renegociando de nuevo las condiciones.
"Optimizando los consumos energéticos cuidamos el medio ambiente y reducimos costes. Es difícil pensar que una empresa pueda ser reacia a dar este paso"

-¿Cuánto puede llegar a variar la facturación dependiendo de la energética con la que se tiene contratado el servicio
Aplicando la combinación entre las auditorias energéticas y un correcto diagnóstico tarifario se puede ahorrar entre un 15 y un 40% en el consumo y entre un 5 y un 8% en facturación. En este último caso, al estar las tarifas sujetas a un contrato con vencimiento anual, la cifra puede variar en función de las nuevas condiciones.

-Además de ahorro, ¿qué consiguen las empresas y la sociedad en general siendo eficientemente energéticas?
Los beneficios son innumerables, por supuesto a nivel medioambiental, creo que todos sabemos sobradamente que la eficiencia energética es uno de los caminos más adecuados para reducir las emisiones de C02 especialmente en los consumos de gas, ya que la reducción de emisiones es directa, pero también en la electricidad que de forma indirecta reduce las emisiones de óxido de nitrógeno, azufre y otros componentes orgánicos volátiles.

-¿Cree que cada vez más las empresas se conciencian de los beneficios de la eficiencia energética o siguen siendo reacias?
De todos es sabido que estamos atravesando una larga crisis económica y optimizando nuestros consumos energéticos de forma eficaz no tan sólo estamos realizando un compromiso medioambiental, sino que además reducimos costes, por tanto es difícil pensar que una empresa pueda ser reacia a dar este paso, ya que sencillamente se trata de contaminar menos y además, ahorrar. Uno de los problemas fundamentales que hay en la actualidad es la falta de profesionales cualificados para poder atender correctamente las necesidades reales del mercado. Estoy convencido que a corto o medio plazo todas las empresas dispondrán de un gestor energético, interno o externo, tal y como ya sucedió con la informática o técnicos en riesgos laborales