PDA

Ver la versión completa : CINCO DIAS: La ley permitirá la reventa de energía para el desarrollo del coche eléctrico



arribista
21/09/2010, 11:51
CINCO DIAS 21-09-10
EMPRESAS
Cualquier inversor podrá gestionar una red de postes de recarga
La ley permitirá la reventa de energía para el desarrollo del coche eléctrico
El Gobierno tiene a punto la norma que regulará la red de recargas del coche eléctrico. Con ella se levantará la prohibición de revender electricidad y se crea el gestor de recarga, un agente que venderá la energía que previamente adquiera. Cualquier inversor, incluidos los particulares, podrán ser gestores de recarga, que contarán con una tarifa supervalle para las horas centrales de la noche.
Carmen Monforte Madrid

El mayor impedimento legal para el desarrollo del coche eléctrico está a punto de desaparecer. El Ministerio de Industria tiene listo un real decreto por el que se regulará la actividad del gestor de cargas del coche eléctrico (el equivalente al gasolinero, en el caso de los carburantes), que fue aprobado, con algunas precisiones, por el consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) en su reunión del día 14. Con esta norma se levanta el veto a la reventa de electricidad que en estos momentos existe en España.
Esta prohibición es la principal barrera para impulsar el desarrollo del nuevo vehículo, que, por el momento, sólo pueden ser recargados en los enchufes de los particulares (por ejemplo, en los garajes) o en postes de recarga de organismos públicos o empresas, que no pueden cobrar por la electricidad suministrada.

Con esta norma se crea el gestor de recarga, que es un nuevo agente del sistema que, siendo consumidor, está habilitado para poder revender energía eléctrica y que actuará entre el distribuidor eléctrico y el cliente. Esta actividad la podrá desarrollar cualquier inversor, excepto los comercializadores de último recurso (CUR), que pertenecen a las cinco grandes empresas eléctricas, y cuyo cometido es suministrar a tarifa (TUR) a los consumidores domésticos de menos de 10 kW. Sí podrán hacerlo, sin embargo, las comercializadoras en el mercado libre de las compañías eléctricas y cualquiera que logre una autorización administrativa para montar postes de recarga.
Tras el debate entre el Gobierno y las empresas de los distintos sectores interesados (energéticas, constructoras, concesionarias), el modelo que se implantará no será el de la concesión o el monopolio, tal como pedían eléctricas y constructoras. De hecho, la norma está pensada para facilitar que las comunidades de vecinos se puedan convertir en gestores de recarga. La propia CNE plantea en su informe que se incluyan en el Código Técnico de la Edificación algunas obligaciones en relación con la infraestructura de recarga, para facilitar este tipo de inversión en el ámbito residencial.

Tarifa barata
Tal como había avanzado el ministerio, para fomentar la recarga durante las horas nocturnas (una gran ventaja para el sistema y para la producción de energía eólica que se desperdicia por la noche) se establecerá una tarifa supervalle especial. En realidad se trata de un sistema de discriminación horaria dividido en tres franjas con diferentes precios en la tarifa de acceso: 10 horas diarias de facturación normal; ocho horas reducida y seis con el precio mínimo.

De esta tarifa se beneficiaría directamente el suministrador e indirectamente, el automovilista, que además tendrá la ventaja del menor precio que tiene la energía en las horas centrales de la noche. El real decreto establece como horas supervalle el periodo comprendido entre la una y las siete de la madrugada en verano, y entre las dos y las seis en invierno, si bien, la CNE pide que, tanto en una estación como en la otra, se aplique entre la una y las siete, pues son las horas de menor consumo todo el año.

En su informe, la CNE pide que estas tarifas no sean de aplicación a la de último recurso (TUR) y reclama que se precise de forma expresa que la reventa de energía se limite exclusivamente a la recarga de las baterías del coche eléctrico. Esto es, que no se permita la venta al mercado de la energía previamente comprada algo que, en su opinión, no queda claro. Además de la autorización administrativa, el gestor tendrá que contar con medidores. Por otra parte, perderá su condición si interrumpen su actividad durante un año.

Una buena noticia para el sistema eléctrico
Pese a la gran publicidad que el Gobierno y las empresas están dando al coche eléctrico, se trata, por el momento, de un proyecto cuyo futuro depende de que se regule el sistema de recarga de sus baterías, cuya principal barrera es la prohibición que la ley establece para la reventa de energía. Esta traba está en vías de ser eliminada a través de una norma que regulará también la gestión de la red de recargas.

En cualquier caso, todas los opiniones coinciden en que el nuevo vehículo es una buena noticia para el sistema eléctrico. La propia Comisión Nacional de la Energía (CNE) en su informe sobre la propuesta de real decreto de Industria, considera que con la regulación del gestor de cargas y la creación de una tarifa supervalle "se da un paso importante hacia la gestionabilidad de la demanda eléctrica con el consiguiente potencial de mejora de eficiencia en el sistema eléctrico, aplanando la curva de demanda y facilitando la integración de las energías renovables".

También Red Eléctrica opina que el vehículo eléctrico como nuevo consumidor de electricidad ¿puede convertirse en un aliado para operar de forma más eficiente el sistema eléctrico, reduciendo las grandes diferencias que se producen entre los periodos de mayor y menor consumo eléctrico y facilitando la integración de las renovables". Y es que, según la compañía que gestiona las redes, "para una mejor operación del sistema es muy importante que la demanda se desplace hacia las horas de menor consumo. Y es ahí donde la recarga lenta nocturna del coche eléctrico puede jugar un papel fundamental en el aplanamiento de la curva de la demanda".