PDA

Ver la versión completa : Alegato pro reconversión de la construcción hacia el sector energético



arribista
17/09/2010, 15:27
Alegato pro reconversión de la construcción hacia el sector energético: aunque la reconversión es lógicala mentalidad empresarial detrás es la misma y muchos querrán copiar los mismos patrones que en la anterior burbuja: especulación pura y dura desde los ayuntamientos, pasando por las subcontratas, ingenierías y finalmente el consumidor. Si cambias el arquitecto por el ingeniero y el promotor de ladrillo por la compañía de instalación de servicio, acaban siendo los mismos perros con distintos collares. Que el consumidor sepa que la "eficiencia energética" puede ser fuente de muchos timos. :shock:


LA VANGUARDIA 17-09-10
Sección: ECONOMÍA
José Pablo Rodríguez Marín
Ingeniero de Caminos Canales y Puertos
¿Y la construcción?
La inversión pública en infraestructuras se ha reducido notablemente en los dos últimos años (un 20% hace dos y un 30% en el último ejercicio) como consecuencia del incremento del déficit público, traducido en incremento del endeudamiento, desde el 36% del PIB en 2007 a una previsión superior al 60% en 2010. Las constructoras catalanas inician su andadura en tres caminos (diversificación, internacionalización y colaboración público-privada) que las grandes constructoras españolas recorren desde hace años.
La diversificación del sector se orientó inicialmente a los servicios y, posteriormente, a la energía, tanto convencional como alternativa. Los parques eólicos, fotovoltaicos y termosolares pueden ser desarrollados por grupos de tamaño medio. Afrontar la internacionalización es difícil para la pequeña y mediana empresa catalana por los riesgos e inseguridades jurídicas y la elevada inversión que requiere la implantación en un nuevo mercado. Las empresas de tamaño medio tienen cabida en el campo de la colaboración público-privada, fundamentalmente vía concesiones. No se puede olvidar que el desarrollo económico europeo llegó antes a Catalunya en los 60 gracias a las autopistas que el Estado no podía pagar y que sufragamos sus usuarios.
Para cumplir las tres directrices de diversificación, internacionalización y colaboración público-privada es necesario disponer de un equipo humano muy cualificado y motivado. El carácter generalista y la subcontratación tienen poco lugar en un mercado reducido.
Las administraciones buscan empresas con capacidad para ejecutar las obras con medios propios y con un alto grado de especialización. En este sentido, normalmente, las empresas medianas y pequeñas ofrecen las mejores garantías, ya que son subcontratadas por las grandes que actúan como meras oficinas de subcontratación. Por otro lado, es necesario que las empresas tengan una elevada solidez patrimonial, solvencia y capacidad de endeudamiento. Hay muchas empresas pequeñas y medianas saneadas y con buenos ratios para desarrollar proyectos que requieran nueva financiación. La ley de morosidad está obligando a las grandes constructoras a modificar determinadas operaciones y disponer de una situación más austera en su tesorería.