PDA

Ver la versión completa : La Vanguardia: El sector minero del carbón se hunde



arribista
13/09/2010, 16:03
Otro sector básico que no se ha modernizado y paga las consecuencias de ser menos competitivo frente a importaciones de otros países más baratos. El resultado es que, o se subsidia o se cierra. Europa no está dispuesta a mantener artificialmente ya más a España en casos tan claros como la pesca o la minería.


La Vanguardia 13-09-10
Sección: ECONOMÍA
LA LARGA AGONÍA DEL CARBÓN EN ESPAÑA
Bruselas exige que las ayudas económicas al sector se acaben antes del 2014
CONCHI LAFRAYA
Madrid

La minería del carbón toca a su fin en España. La producción de hulla, antracita, lignito negro y lignito pardo ha caído un 67,06% en los últimos treinta años, al pasar de 28.687 kilotoneladas (kt) en 1980 a 9.448 kt el año pasado.
A finales del 2007 se cerraron las minas menos competitivas, pero la legislación aprobada el pasado mes de julio en Bruselas prevé que las ayudas económicas al sector sólo se prorrogarán hasta el 2014. Es decir, en España todas tendrán que echar el cerrojo, ya que sobreviven gracias a los subsidios del Gobierno, que ascienden a 329 millones euros al año. :shock:

La plantilla de mineros ha ido cayendo en la misma proporción: en 1988 había 49.159 mineros y en el 2009, entre fijos y contratados, el empleo se situaba en 7.683 personas, según la memoria 2009 de la Federación Nacional de Empresarios de Minas del Carbón, Carbunión. Las comunidades autónomas afectadas por la decisión de Bruselas son: Asturias, Castilla y León, Andalucía, Aragón y Castilla-La Mancha.

Desde febrero del 2009, las compañías eléctricas han ido notificando su intención de reducir las compras de carbón nacional, lo que lleva a las empresas mineras a una situación límite. Ante un futuro tan incierto, el Consejo de Ministros del 31 de julio del 2009 encomendó a Hunosa poner en marcha el almacenamiento estratégico temporal del carbón. Es decir, que esta empresa pública debía adquirir las producciones que no pudieran ser entregadas a las compañías eléctricas.

La aportación del carbón a la generación eléctrica fue del 14,17% en el 2009, frente al 32,36% del año 2004, debido a la fuerte caída de la demanda eléctrica, al incremento del peso de las renovables y a unas materias primas importadas mucho más baratas que antes.

A partir del 2008, con la crisis financiera y su consiguiente bajada en las cotizaciones de las materias primas, el carbón importado pasó de 219 dólares la tonelada ($/tn) a 58 $/tn, lo que provocó que el nacional resultase más caro. El precio del nacional, aseguran en Carbunión, no es público porque se determina en cada transacción, pero está muy por encima del importado.
Para paliar lo que el sector denomina "una situación transitoria en cuanto a precios, en la que el carbón nacional es menos rentable que el importado", el Gobierno publicó un real decreto que "por seguridad de suministro" se podía dar preferencia a las fuentes de combustión de energía primaria autóctonas en proporción del 15% de la energía primaria para producir electricidad. Esto provocó dar prioridad a los grupos térmicos de carbón que consuman carbón nacional, frente a los ciclos combinados y los grupos de fuel que consumen un combustible importado. Aquí saltaron de nuevo las alarmas en algunos grupos empresariales, como Gas Natural, que exigía que se le pagase una prima por tener siempre los ciclos combinados disponibles.

La gota que ha colmado el vaso ha sido la decisión de Bruselas: las minas no competitivas se cerrarán antes del 15 de octubre del 2014. Es decir, las empresas tendrán que ser viables sin subvenciones públicas. Esto supone un hachazo para el sector, que inicialmente apuntaba al mantenimiento de las ayudas a la explotación hasta el 2022 y hasta el 2030 los subsidios por cierre y reconversión de las regiones mineras. :?

Si a ello se añade que algunas empresas mineras han dejado de pagar a sus empleados, como consecuencia de la falta de consumo de carbón, se da la tormenta perfecta para que el colectivo, con fuerte organización sindical, se esté movilizando estos días con huelgas y el encierro en los pozos de algunos trabajadores como medida de protesta. El pasado mes de mayo responsables patronales y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo garantizaron el pago de las nóminas sólo hasta agosto.